La tasa anual del Índice de Precios de la Vivienda (IPV) durante el tercer trimestre de 2019 se situó en el 4,7%, lo que supone apenas seis décimas menos que el trimestre anterior, pero hasta 2,5 puntos porcentuales menos frente al mismo periodo de 2018.

El Índice de Precios de la Vivienda alcanza su nivel más bajo casi tres años después.

De hecho, es el dato más bajo registrado desde finales de 2016, según la estadística del INE.

La evolución anual de los precios de la vivienda sigue por la senda del incremento, aunque en los últimos meses lo hace de forma más lenta. De hecho, el Índice de Precios de la Vivienda (IPV) se sitúa en el 4,7%, lo que supone seis décimas menos que frente al dato de junio (5,3%), pero sí que se nota la ralentización frente al tercer trimestre de 2018, cuando marcaba un 7,2%, lo que supone 2,5 puntos porcentuales menos.

Según la estadística del Instituto Nacional de Estadística (INE), la vivienda nueva llega al 6,6%, mientras que la vivienda usada ‘cae’ hasta el 4,4%. Ambos también han cedido seis décimas frente al trimestre pasado, pero la cosa cambia cuando nos fijamos en su evolución interanual. La vivienda nueva sube cinco décimas frente al 3T de 2018 (6,1%), mientras las casas de segunda mano ceden 2,9 puntos porcentuales.

Por comunidades autónomas, País Vasco (4,8%), Baleares (6%) y Canarias (3,8%) registraron los mayores incrementos interanuales, con subidas por encima de las seis décimas. Por el lado contrario, Madrid (4,6%), Murcia (3,7%) y La Rioja (4,4%) sufrieron las mayores caídas frente al trimestre anterior con entre 1,9 y 1,8 puntos, respectivamente.

Fuente: Idealista