Los datos que va dejando el coronavirus no son optimistas para el negocio inmobiliario.

Un 25% menos de ventas de casas y el cierre de 15.000 agencias, las victimas del covid-19 según donpiso.

Según el último informe elaborado por donpiso, el covid-19 provocará una caída de entre un 20% y un 25% en el número de viviendas transaccionadas durante 2020. La compañía también asegura que la crisis se cobrará el cierre de hasta 15.000 agencias inmobiliarias.

Esta son algunas de las claves que se desprende del último informe elaborado por donpiso, que intenta poner luz a las dudas sobre el impacto que tendrá la crisis económica generada por el coronavirus en el real estate en general, y en el mercado residencial, en particular.

Además de la caída en el número de operaciones, donpiso prevé un descenso en el precio de la vivienda que oscilará entre un 8% y un 10% interanual a cierre de 2020. En este sentido, el estudio anticipa una disminución de la demanda, sobre todo en inmuebles del segmento de precios medio, medio-bajo.

Asimismo, también sufrirá una notable caída la demanda de segundas residencias y de viviendas vacacionales, debido, principalmente, a la severa reducción de la inversión extranjera en el mercado residencial español durante los próximos meses.

“Contemplando una vuelta a la actividad antes del verano, prevemos que, en el primer trimestre de 2021, el sector inmobiliario volverá a situarse en una fase expansiva real, impulsado por un fuerte crecimiento de la economía”, destaca Emiliano Bermúdez, subdirector general de donpiso.

Destrucción de Apis

En cuanto al sector de la intermediación inmobiliaria, donpiso prevé que muchas agencias pasarán serias dificultades para mantener la rentabilidad de sus negocios, sobre todo, entre aquellas con escaso pulmón financiero y pocas capacidades para competir en un mercado más reducido y complicado.

Como consecuencia de ello, “podrían desaparecer entre 10.000 y 15.000 agencias inmobiliarias en el mercado nacional de las casi 55.300 que hay activas ahora mismo, lo que supondría un aumento del desempleo en el sector de hasta un 25%, afectando a más de 35.000 profesionales”, lamenta Bermúdez.

El alquiler, a salvo

En cuanto al mercado del alquiler, el covid-19 no tendrá un gran impacto en el mercado del alquiler tradicional. Según el estudio de donpiso, la crisis perjudicará sobremanera al alquiler turístico y al mercado de segundas residencias, que podrían sufrir caídas en ventas de hasta el 30% y una reducción de precios de entre un 15% y 20%.

Por último, la inversión inmobiliaria recuperará, en el último trimestre de 2020, la buena senda por la que venía caminando en los últimos años durante los últimos años. En esta mejoría serán determinantes la baja de precios prevista en el mercado, lo que generará atractivas oportunidades de inversión, y las facilidades que se darán para el acceso a financiación.

Fuente: Idealista



Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad