Madrid prohibirá el alquiler vacacional en viviendas sin entrada independiente.

En enero del año pasado se aprobaba el Plan de Alojamientos Turísticos en Barcelona, un hito en España de cómo controlar los establecimientos turísticos. Ahora se suman Madrid y Valencia al control de los pisos turísticos.

La capital prohibirá los pisos turísticos que no tengan entrada independiente. En el caso de Valencia los pisos turísticos se limitarán a bajos y primeras plantas.

Madrid emula el Peuat de Barcelona

El delegado de Desarrollo Urbano del Ayuntamiento de Madrid, José Manuel Calvo, presentó este 8 de mayo el borrador del que será el futuro Plan Especial de Implantación de Uso de Hospedaje en la capital española. El plan, a semajanza del que instauró hace ahora un año Barcelona, pretende redistribuir las viviendas turísticas de forma que descongestione el centro, donde la oferta es del 6% frente al 0,54% de media en el resto de distritos, según datos del Consistorio.

El borrador plantea dividir la ciudad en cuatro áreas, según la saturación de oferta turística: área 1, distrito centro; área 2, centro histórico; área 3, entorno y, 4, resto ciudad. La zona 1 correspondería al distrito Centro, la zona 2 a Chamberí, Arganzuela y parte de los distritos de Salamanca, Retiro y barrio de Argüelles; el área 3 atañe al resto de la almendra central y Puerta del Ángel, Príncipe Pío y Chamartín. La área 4 afecta al resto de Madrid.

El principal cambio que esperan introducir con esta medida es la prohibición total de cambio de uso residencial a terciario en las zonas 1 y 2, además de prohibir cualquier vivienda turistica en edificios de uso residencial, a menos que cuente con acceso independiente, como un establecimiento hotelero. Según los cálculos de Calvo, con esta exigencia “el 95% de las viviendas que operan como tales ya no podrán operar”.

A la espera de que este redactado se apruebe por los grupos municipales del Ayuntamiento madrileño, el pasado enero se aprobó una moratoria que comprendía una suspensión de concesión de licencias de alojamientos turísticos (establecimientos hoteleros, albergues, hostels, apartamentos y resto de viviendas de uso turístico). Sin embargo, esta moratoria no afecta a aquellas viviendas que alquilen sus casas por un tiempo máximo de 90 días. En caso de superarlo, necesitarían una licencia profesional.

Valencia, solo bajos o primeras plantas

Hace menos de una semana el Ayuntamiento de Valencia informaba su intención de preparar una enmienda a la Ley de turismo para “recuperar el control de los alojamientos turísticos en la capital”. Ahora, el Gobierno autonómico ha confirmado el pacto a las enmiendas, que aprobará antes del verano. De esta forma, los ayuntamientos dispondrán de gran margen para regular los apartamentos turísticos. En la ciudad de Valencia implicará que este tipo de pisos se limitarán a bajos y primeras plantas.

La enmienda ha sido acordada entre los partidos PSPV-PSOE, Compromís y Podemos y el cambio en la ley supone que, para inscribirse en el registro autonómico (donde actualmente hay 66.755 viviendas y 4.714 solo en Valencia), los propietarios de estos alojamientos deberán contar con un “informe municipal de compatibilidad urbanística” y no podrán destinarlas a actividades terciarias (como alquiler turístico) si tienen por debajo otra de uso residencial. Esto podría dejar fuera de la ordenación cerca de un 65% de la oferta actual.

También, el número de registro deberá aparecer en todas las plataformas de internet donde se anuncie. La nueva ley valenciana eleva las multas por incumplimiento hasta 600.000 euros.

 

Fuente: Idealista



Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad