La contratación de hipotecas fijas para comprar viviendas sigue creciendo y batiendo sus propias marcas.

Las hipotecas fijas baten récord de contratación: en Cataluña, Murcia o Asturias ya superan a las variables.

Según los registradores, el 40,7% de los nuevos créditos hipotecarios contratados en el tercer trimestre de 2018 fue con un tipo de interés fijo. Tres comunidades Cataluña (54,9%), Murcia (54,3%) y Asturias (53%) ya formalizaron más hipotecas fijas que variables. Baleares, Valencia, Galicia y Canarias también superan la media nacional apoyados por las compras por parte de extranjeros parte de extranjeros y el giro al alza del euríbor.

2018 se está convirtiendo en el mejor año para las hipotecas fijas. Por tercer trimestre consecutivo, la contratación de los créditos hipotecarios a un tipo de interés fijo no deja de crecer y bate sus propias marcas. De hecho, durante el tercer trimestre del año, el 40,7% de las nuevas hipotecas sobre viviendas está vinculado a un tipo fijo, mientras el resto, 59,3% lo hace a un índice de referencia variable, prácticamente en su totalidad con el euríbor.

Esta tendencia al alza de las hipotecas fijas se lleva produciendo desde 2015, aunque ahora con mayor intensidad. Entre junio y septiembre de este año, todas las comunidades autónomas se encuentran por encima del 24% en contratación a tipo de interés fijo, catorce superan el 30%, y en tres se firmaron más hipotecas fijas que variables.

Cataluña (54,9%), Murcia (54,3%) y Asturias (53%) comienzan a marcar tendencia, mientras otras cuatro regiones, Baleares (49,6%), Valencia (48%), Galicia (44,3%) y Canarias (43,4%) superan la media nacional.

“Tras una cierta estabilización de los pesos de contratación de nuevos créditos hipotecarios a tipo fijo en niveles próximos al 38%, parece haberse retomado la tendencia alcista, encaminando los resultados interanuales hacia niveles del 40%, peso ya superado en los resultados trimestrales”, afirman los registradores.

Aún así, hay comunidades donde todavía las hipotecas variables mandan, aunque cada vez menos. Extremadura (24,5%) es la región con menos hipotecas fijas firmadas en el tercer trimestre del año, seguida País Vasco (25%), La Rioja (29,9%) o Madrid (31,4%).

“Todo parece indicar que durante los próximos trimestres la contratación a tipo de interés fijo seguirá creciendo, superando niveles del 40%, pudiendo incluso dirigirse hacia la consecución de un cierto equilibrio entre peso de contratación a tipo de interés fijo y tipo de interés variable, tal y como ya viene ocurriendo en unas cuantas comunidades autónomas”, destaca la Estadística Registral Inmobiliaria.

El impulso de la compra de viviendas de segunda mano en zonas de marcado carácter turístico, como las regiones mediterráneas y ambos archipiélagos, unido al interés del comprador extranjero por una segunda o tercera residencia han permitido el aumento de las hipotecas a tipo fijo. También se unen las condiciones que ofrecen las entidades financieras, el giro al alza del euríbor y la capacidad de endeudamiento y financiación del cliente.

Ahora habrá que esperar a ver en las estadísticas la influencia de los cambios legislativos en la fiscalidad hipotecaria. Para los registradores, este nuevo panorama “fortalecerá la mayor contratación a tipos de interés fijo, en la medida que se trata de un coste que pasa a asumir la entidad financiera y que tratará de recuperar a través del aumento de los diferenciales si se contrata a tipo de interés variable o a través del aumento de las cuantías de los tipos de interés de los contratos a tipo de interés fijo”, concretan.

Aumenta del endeudamiento hipotecario por vivienda

Los nuevos hipotecados cada vez se endeudan más y ya casi aportan un 30,3% de su salario mensual para pagar la cuota de la hipoteca. De hecho, en el tercer trimestre ha aumentado la cuota hipotecaria mensual media a 577,6 euros, frente a los 563,1 euros del segundo trimestre.

El endeudamiento hipotecario por la compra de vivienda sigue la tendencia al alza de los últimos trimestres, y entre julio y septiembre pasado se incrementó un 3% durante el tercer trimestre con relación al segundo, y de hasta un 5,2% si lo comparamos en términos interanuales. La hipoteca media se encuentra en 125.592 euros.

Mientras, la duración media de los nuevos créditos hipotecarios se estabilizó durante el tercer trimestre, alcanzando los 23 años y 4 meses, misma cifra que el trimestre anterior.

“Estos resultados son consecuencia de que el aumento del endeudamiento hipotecario por vivienda, no se ha compensado por la leve reducción de los tipos de y el ascenso de los salarios, permaneciendo sin modificación los plazos de contratación”, destacan los registradores.

Fuente: Idealista



Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad