Las 10 tendencias que marcarán el paso a la vivienda en lo que queda de década.

¿Qué le espera al sector inmobiliario en los próximos años?

A pesar de que el futuro siempre viene cargado de incógnitas, los expertos aseguran que hay varias tendencias que estarán presententes en su evolución.

La red Alfa Inmobiliaria, por ejemplo, detecta 10 tendencias que, en su opinión, marcarán el paso del ladrillo en lo que queda de década. Entre ellas están la consolidación del alquiler en las grandes ciudades, el encarecimiento de las condiciones de financiación, un potencial alcista limitado de los precios, una mayor apuesta del capital internacional por los activos doméstico y un impacto testimonial del Brexit en el ladrillo español.

Resumimos en qué consiste cada una:

1. El precio medio crecerá de forma suave y dispera. Alfa Inmobiliaria cree que los precios seguirán al alza, pero que su ritmo de subida será suave. Además, prevé una clara dispersión de precios en función de dónde se encuentre el inmueble. Así, y mientras en Madrid, Barcelona, algunas capitales de provincia y las zonas turísticas de referencia se esperan crecimientos cercanos a los dos dígitos, en las zonas periféricas continuarán los ajustes a la baja. En su opinión, el potencial alcista de los precios es limitado.

2. Las rentabilidades se irán moderando. Tras unos últimos años de extraordinario dinamismo, parece difícil que en el futuro se puedan obtener las mismas rentabilidades alcanzadas en los últimos 20 meses.

3. El alquiler se consolidará en las grandes ciudades. El mercado del alquiler estará marcado por unos precios y una rentabilidad que seguirán creciendo debido, principalmente, a la recuperación económica y del mercado laboral. También se prevé un buen comportamiento de los alquileres en los centros comerciales mejor ubicados.

4. El ladrillo español seguirá siendo atractivo para la inversión. Gracias a la recuperación económica y del empleo, y a las actuales condiciones favorables de financiación, todo apunta a que España seguirá siendo un mercado atractivo para invertir. Según Alfa Inmobiliaria, el sector podría crecer cerca de un 4% al año, impulsado por el alquiler y la escasez de oferta.

5. El interés real está en Madrid y Barcelona. Las dos ciudades más importantes de España se han convertido en focos de atracción en todos los sectores: residencial, comercial y de oficinas. En un segundo escalón se encuentran las principales capitales y, después, las zonas turísticas de referencia.

6. Cada vez habrá menos chollos. La compañía recalca que “dado que los precios en áreas premium han alcanzado máximos precrisis y se ha producido una gradual reducción del stock, las oportunidades de adquirir un chollo son cada vez más difíciles de encontrar.

7. Las condiciones de financiación se encarecerán. Los bajos costes de financiación han impulsado la compra de vivienda en los últimos años. Sin embargo, y a medida que la eurozona vaya subiendo los tipos de interés, las condiciones actuales tenderán a encarecerse. Además, no podemos olvidar que los bancos ya están trasladando al cliente parte del coste que deben asumir por los gastos de la formalización de las hipotecas. Algunos están recuperando la comisión de apertura, mientras que otros están aplicando un interés más alto en los primeros 12-24 meses.

8. La consolidación de los activos alternativos. Los que hasta ahora han sido activos alternativos (residencias para estudiantes, residencias de mayores, oficinas de servicios compartidos…) tendrán cada vez más peso, ya que son los que actualmente ofrecen mayores rentabilidades. Según Alfa Inmobiliaira, el interés que están despertando entre los inversores será creciente.

9. El capital internacional seguirá pendiente. Otra de las tendencias que podríamos ver en los próximos años es que el mercado doméstico seguirá estando en el punto de mira de los grandes ‘players’ del mercado, como fondos de inversión (de Reino unido, Francia y Alemania, principalmente) o inversores privados (sobre todo, procedentes de países latinoamericanos). Según la compañía, este escenario se mantendrá próximamente, impulsado por la estabilidad política y económica y a la seguridad jurídica existente.

10. El Brexit solo afectará al ladrillo británico. Alfa Inmobiliaria cree que el efecto negativo de la salida de Reino Unido de la UE se está sobrevalorando. Por tanto, cree que el impacto será mucho más reducido de lo que se esperaba. Es decir, que aunque bajen las compraventas, miles de británicos seguirán adquiriendo viviendas en nuestro país.

 

Fuente: Idealista



Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad