La morosidad de los alquileres de viviendas creció un 8,5% en 2015.

La morosidad en el alquiler de viviendas creció un 8,5% durante el pasado año y la cantidad media de la deuda ascendió a 6.425 euros, según los datos recogidos en el Fichero de Inquilinos Morosos y presentados ayer lunes en un estudio que ofrece la variación interanual desde el 1 de enero de 2015 al 1 de enero de 2016 para todo el territorio nacional.

Cuatro son las regiones donde los inquilinos morosos han dejado más mensualidades sin pagar. La cuantía más alta se ha registrado en Murcia, con 15.336 euros, seguida de Madrid (12.675), País Vasco (8.768)y Baleares (8.391). En el lado contrario se sitúan los territorios de Castilla y León (2.624 euros). El importe más bajo se ha dado en Castilla y León, donde los impagos han alcanzándolos 2.624 euros, seguido de Extremadura (2.850), Aragón (3.389) y La Rioja (3.500).

Los mayores incrementos de la morosidad se han producido en Murcia (17,28%), Madrid (11,23%), Cataluña (10,9%), Baleares (10,84%), y País Vasco, con un 10,3%. Por contra, las regiones donde se han registrado una menor subida han sido La Rioja (3,9%), Castilla y León (3,95%), Navarra (4,3%), Galicia (4,68%) y la Ciudad Autónoma de Melilla (6,35%).

Fuente: Real Estate Press



Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad