Estos son los bancos que ya asumen parte de los gastos de formalización en las nuevas hipotecas.

Cada vez más jueces están dando la razón a los hipotecados afectados por los gastos de formalización hipotecaria.

Los últimos datos del INE sobre el segundo trimestre del año ofrecieron un incremento medio nacional del 5,6%, con Madrid subiendo un 10,9% y Cataluña un 9,3%, registrando los mayores incrementos desde 2014, cuando se partía de mínimos históricos. Estas cifras confirman que la normalización de precios y la digestión de la crisis va a distinto ritmo según la región.

Los precios de la vivienda en España alcanzaron mínimos históricos a comienzo de 2014, después de casi seis años consecutivos de caídas continuadas. El Índice de Precios de la Vivienda (IPV) del Instituto Nacional de Estadística (INE), que comenzó en 2007 apenas registró cinco trimestres de subidas para empezar a destacar las consecuencias del estallido de la burbuja inmobiliaria y la crisis económica.

Desde el segundo trimestre de 2008, el precio de la vivienda fue cayendo de forma continuada durante 24 trimestres consecutivos hasta el segundo trimestre de 2014. Seis años en los que el sector inmobiliario sufrió una de sus peores crisis de la historia con consecuencias graves tanto para promotores, constructores como para las familias en general.

La recuperación desde estos mínimos históricos ha sido muy diferente por regiones. Y mientras en algunas, la normalización de los precios se ha logrado en menos tiempo, aún hay regiones en las que está costando que los precios vuelvan a levantar el vuelo. Lo que los expertos llaman las dos velocidades del mercado inmobiliario.

Dos ejemplos de esta normalización de los precios son claramente Madrid y Cataluña. Ambas fueron las primeras en registrar datos que adelantaban el estallido de la burbuja y de que había tocado techo. Pese a ser las dos comunidades más importantes de España, sus incrementos durante 2007 eran de los más bajos del país, cuando de media se registraban subidas de precios por encima del 10% interanual de media nacional.

En el primer trimestre de 2008, cuando el precio medio de la vivienda ralentizaba su subida un 2,8%, Madrid registraba caídas del -2,8% y Cataluña del -1,2%, adelantando la primera caída general de precios del segundo trimestre, del -0,3%.

Al igual que fueron las primeras en notar las caídas, también fueron las primeras comunidades en ver la recuperación de precios desde los mínimos alcanzados. Mientras Madrid cerró su ciclo de números rojos en el primer trimestre de 2014, con una subida del 1,9%, esta vez acompañado por Baleares, con un mínimo incremento del 0,2%, la mejora de Cataluña llegó en el segundo trimestre de 2014, aumento el precio de la vivienda en un 1,6%.

Tres años después de encabezar la normalización de los valores de las viviendas, y confirmando esta recuperación de los precios a dos velocidades, Madrid y Cataluña han alcanzado sus mayores incrementos desde estos mínimos de 2014.

Por segundo trimestre consecutivo, la Comunidad de Madrid supera el 10% del incremento (10,6% en el 1T 2017, y un 10,9% en el 2T 2017). Por su parte, Cataluña también lleva dos trimestres consecutivos mejorando sus registros desde 2014. Entre enero y marzo aumentó un 8,8%, y en entre abril y junio, la subida del 9,3%, la más alta desde el mismo periodo de hace tres años.

Aún así, siempre hay que partir que estas subidas proceden de valores mínimos del precio de la vivienda, y que según los expertos se trata de una normalización más rápida de los precios en estas zonas y de que estamos lejos de una nueva burbuja de precios en la compraventa de viviendas.

Por eso, muchas entidades financieras han comenzado a repartir estos costes para que el usuario no sea el único en asumir todo el importe que en algunas comunidades autónomas pueden llegar hasta los 4.000 euros de media por una hipoteca de 150.000 euros. Según reclamador.es,  BBVA, Bankia, Bankinter o BMN son algunas de las entidades que asumen parte de la factura. También ofrece un listado de bancos que no asumen nada.

Según reclamador.es, en nuestro país existen 8,2 millones de usuarios con hipotecas aún en vigor o canceladas en los últimos diez años que pueden reclamar los gastos de constitución de sus hipotecas. Teniendo en cuenta todos los costes que suponen, el desembolso inicial para estos gastos para una hipoteca de 150.000 euros podría suponer un importe de entre 2.800 y 4.400 euros de media por hipoteca.

Los que vayan a contratar hipotecas de ahora en adelante deben tener en cuenta que algunas entidades ya han modificado la cláusula sobre los gastos de constitución de la hipoteca, y se hacen cargo de una parte para evitar reclamaciones en el futuro.

Eso sí, todavía ningún banco asume la partida más importante: el pago del Impuesto AJD y que puede llegar hasta los 4.000 euros. Además, varía según la comunidad autónoma (entre 0,5% y el 1,5%).

A ese importe, que es el más alto, hay que añadir los gastos del notario (unos 800 euros), los gastos de la gestoría (500 euros aproximadamente), la tasación (entre 300 y 450 euros) y el coste del registro, que supone 375 euros. Estos datos no incluyen los intereses, que serían de un 4,2% adicional de media, por año transcurrido entre el pago de estos gastos y la fecha de devolución. Lo que de media supone incrementar la devolución en un 50%.

No obstante, cabe recordar que cada vez hay más sentencias que dictaminan la devolución del AJD al consumidor.

Quién paga qué factura ahora en los gastos hipotecarios.

BBVA: el banco asume ya el coste de Registro de Propiedad por completo en las nuevas hipotecas y la escritura de préstamo hipotecario, que se realiza en la notaría.

Santander: la entidad presidida por Ana Botín corre a cargo de la presentación e inscripción del préstamo hipotecario en el Registro de Propiedad y de los aranceles notariales de la primera copia ejecutiva de la escritura más los de la copia simple a favor del banco.

Bankia: la entidad se hace cargo de la mitad de los gastos de la gestoría, del 100% de los gastos de registro y de los gastos de notaría relativos a la copia electrónica y ejecutiva en favor de Bankia.

La Caixa: esta entidad asume una parte de los gastos de la gestoría y abona actualmente la inscripción registral. En cuanto a la notaría, también se hace cargo de una parte de la copia de las escrituras.

Sabadell: el banco catalán asume una parte de los gastos de la gestoría. Además, abona los del Registro de Propiedad y los de la notaría al completo.

Bankinter: esta entidad se hace cargo del total de los costes de  Registro de Propiedad de la escritura del préstamo hipotecario y de la copia ejecutiva de la escritura realizada en la notaría.

BMN: Banco Mare Nostrum (BMN) asume los costes del registro derivados de la inscripción de la escritura de constitución de la hipoteca en el registro así como los gastos de gestoría que resultan por la tramitación de la mencionada inscripción registral.

Abanca: la entidad resultante de las antiguas cajas gallegas se hace cargo de los gastos de la gestoría que corresponden a la tramitación de la hipoteca ante el  Registro de Propiedad más todos los gastos registrales derivados de la inscripción de la hipoteca en el Registro de la Propiedad correspondiente.

El banco asume también una parte de los gastos del notario, como son la expedición de una copia autorizada, la copia telemática que se envía al registro y suplidos por la copia autorizada.

Deutsche Bank: en cuanto a la escritura de constitución del préstamo hipotecario el banco alemán asume el total del coste de inscripción del préstamo en el Registro de Propiedad y de la mitad del coste de la gestoría en la tramitación de la misma.

Ibercaja: la entidad paga los gastos de inscripción de la escritura del préstamo en el  Registro de Propiedad.

Como se puede apreciar, las entidades reparten los gastos con los clientes, pero de momento, sortean pagar la parte más elevada de estos, que es la de los impuestos, y los de la tasación del inmueble, según reclamador.es.

Cajasur: el 100% de los gastos registrales derivados de la operación hipotecaria. Los gastos de tramitación y gestión de la inscripción en el Registro de la Propiedad de dicha hipoteca. El coste de la copia de la escritura de operación hipotecaria que en su caso se expidiera con efectos ejecutivos.

Kutxabank: el 100% de los gastos registrales derivados de la operación hipotecaria. Los gastos de tramitación y gestión de la inscripción en el Registro de la Propiedad de dicha hipoteca. El coste de la copia de la escritura de operación hipotecaria que en su caso se expidiera con efectos ejecutivos.

Bancos que no asumen ningún gasto.

Popular, Liberbank: de momento, no asumen ningún gasto de formalización en las nuevas hipotecas.

ING: el banco holandés ING, cuya hipoteca naranja presenta condiciones distintas a las de la media del mercado al no tener comisiones, tampoco corre con los costes derivados de los gastos de formalización de la hipoteca y es una de las pocas entidades que lo deja explícito en su página web.

Fuente: Idealista



Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad