Los grupos parlamentarios del Congreso han llegado a un acuerdo en el marco de la tramitación de la nueva ley hipotecaria.

Acuerdo político para delimitar los gastos hipotecarios: el banco pagará todos menos la tasación.

Según publica la agencia Europa Press, el pacto que han alcanzado las diferentes fuerzas políticas en la Comisión de Economía está relacionado con la delimitación de los gastos hipotecarios y su reparto entre cliente y banco. Y su decisión ha sido incluir en la normativa que sean las entidades las encargadas de asumir todos los gastos, excepto el de tasación.

En concreto, deberán abonar los gastos de la escritura, la gestoría y el arancel notarial, mientras que el cliente será el encargado de pagar la tasación de la casa que vaya a comprar y las copias de las escrituras que solicite. Esta batería de gastos se suman al Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (IAJD), que desde el pasado 10 de noviembre ya recae sobre el sector financiero tras el decreto ley promovido por el Gobierno, y en contra de lo que dictaminó el Tribunal Supremo hace justo una semana.

Recordemos que la semana pasada el Gobierno anunció que iba a solicitar la tramitación  de urgencia en el Senado del Proyecto de Ley Reguladora los Contratos de Crédito Inmobiliario, que fue aprobada hace un año por el Ejecutivo de Mariano Rajoy, pero que todavía sigue atascada en el Congreso. Así, la ley podría tramitarse en 20 días naturales, y no los dos meses habituales.

La conocida como nueva ley hipotecaria tiene dos objetivos: por un lado, incluir en el ordenamiento jurídico español una normativa europea en materia hipotecaria y, por otro, dar más transparencia y seguridad tanto a los bancos como a los consumidores.

La ley acumula un retraso de más de dos años y medio, por lo que España se enfrenta a una multa por parte de Europa que supera ya los 100 millones de euros. El procedimiento sancionador se mantiene abierto, a la espera de que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) dicte una sentencia al respecto.

Un ejemplo práctico

Para hacerse una idea de cómo será el reparto de los gastos de la formalización de la hipoteca una vez que se apruebe la nueva normativa, basta este ejemplo: según el simulador de idealista/hipotecas, en un préstamo para comprar una casa de un importe de 180.000 euros, el coste aproximado de la tasación sería de unos 400 euros.

En cambio, la entidad debería pagar unos 830 euros de notaría, unos 410 euros del registro y otros 400 euros por la gestoría, lo que suma aproximadamente 1.640 euros. A dicha cantidad habría que sumar el AJD. Este impuesto depende de las CCAA, que establecen unos tipos de entre el 0,5% y el 1,5%, aunque para una hipoteca como la citada el coste superaría de media los 2.500 euros.

Otras propuestas acordadas y a debate

Además del reparto de los gastos de la hipoteca, la Comisión de Economía del Congreso ha alcanzado otros acuerdos. Tal y como publica El Periódico de Catalunya, uno de ellos es que la nueva ley recoja la opción que tienen banco y cliente de pactar la dación en pago para saldar la deuda, bien con la entrega del inmueble o de los ingresos obtenidos por su venta.

Otro acuerdo que beneficia al cliente es la posibilidad de acudir al tasador que elija, así como crear unos criterios estándar para que la tasación que los cumpla sea válida en todo el mercado.

En total, las fuerzas parlamentarias han cerrado ya un acuerdo en 20 artículos de la normativa, aunque el rotativo catalán sostiene que todavía deben negociar otros 27, así como varias disposiciones. Entre los temas que están pendientes está que las cooperativas de crédito y Sareb tengan que pagar también el AJD, al igual que cualquier otra entidad financiera; cómo endurecer las condiciones para que un banco pueda activar la cláusula de vencimiento anticipado de un préstamo por impago, lo que se traduce en un paso previo al desahucio; o la imposición de sanciones a aquellas entidades que no analicen debidamente el nivel de solvencia de un cliente antes de concederle el préstamo.

Se prevé que el martes que viene vuelva a reunirse la Comisión de Economía para intentar dar el impulso definitivo a la norma y que pueda llegar al Pleno del Congreso en las próximas semanas para posteriormente tramitarse por la vía de urgencia en el Senado.

Fuente: Idealista



Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad