Solicitar pagos anticipados de más de una mensualidad de renta, prohibir a los inquilinos fumar dentro del piso, pactar revisiones de rentas sólo al alza, pero nunca a la baja o que los inquilinos estén obligados a permitir la entrada a los propietarios a las viviendas, son sólo algunas de las cláusulas ilegales o abusivas que se detectan en los contratos de arrendamientos donde no interviene un profesional.

Estas son las cláusulas ilegales más frecuentes en los contratos de alquiler.

La Agencia Negociadora del Alquiler ha detectado una gran variedad de cláusulas que, con la Ley de Arrendamientos Urbanos en la mano, no podrían aparecer nunca en un contrato de arrendamiento. Estas son las que se producen con mayor frecuencia:

  • Pactar revisiones de rentas sólo al alza, pero nunca a la baja.
  • Pactar estipulaciones que obligan a los inquilinos a permitir la entrada a los propietarios a las viviendas.
  • Pactar penalizaciones en los contratos muy superiores a las permitidas por la ley.
  • Obligar a los inquilinos actualizar las fianzas de forma anual.
  • Obligar a los inquilinos a abandonar las viviendas en caso de venta.
  • Obligar a los inquilinos a pagar derramas comunitarias.
  • Obligar a los inquilinos a renunciar a las prórrogas legales a las que tienen derecho por ley.
  • Obligar a los inquilinos a firmar contratos por una duración inferior al año para convertirlos en arrendamientos de temporada.
  • Pactar en los contratos que en caso de fallecimiento de los inquilinos los propietarios puedan recuperar inmediatamente las viviendas arrendadas.
  • Estipulaciones que prohíben a los inquilinos fumar dentro de las viviendas arrendadas.
  • Pactar revisiones de renta antes del año.
  • Solicitar pagos anticipados de más de una mensualidad de renta.
  • Exigir a los inquilinos que resuelven anticipadamente los arrendamientos penalizaciones equivalentes al pago de los meses de renta pendientes de cumplir.
  • Repercutir a los inquilinos el arreglo de todas las reparaciones que surjan en las viviendas arrendadas.
  • En la actualidad, se estima que el mercado de alquiler está mayoritariamente en manos de propietarios particulares, un 70%, mientras que el 30% restante está en manos de socimis, promotoras, bancos, fondos, pequeñas y medianas empresas.

Fuente: Idealista



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies